martes, abril 24, 2007

MI INSTITUTO

Faro, 5 de abril de 2007

¡Hola! ¿Qué tal estáis?

Estoy un poco triste por escribir esta carta, pues es la última. Pero yo pienso que esta fue una experiencia muy gratificante.
En esta carta os voy a enseñar mi escuela. Maria ya ha conocido sus instalaciones pero Andrea no. Mi escuela es muy grande. Tiene muchas salas repartidas por dos pisos.
En la planta baja son mayoritariamente los laboratorios para los alumnos que tienen clase de biología, matemáticas, física y química. Pero hay también salas con ordenadores para los alumnos que tienen informática. Hay también un comedor y una sala donde los alumnos pasan los recreos con un buffet. Es aquí donde comemos y charlamos un poquito. No muy lejos está la radio de la escuela donde ponen músicas durante los recreos.
Subiendo las escaleras encontraremos más salas. Estas en su mayoría son de clases normales. Pero hay unas que tienen ordenadores para los alumnos que tienen informática. Hay también una sala donde los profesores trabajan y otra donde los profesores comen. Tenemos, también, una biblioteca con muchos libros y algunos ordenadores donde podemos hacer trabajos y navegar por la Internet. Es en el primer piso que está el centro de fotocopias que es también una pequeña papelería donde podemos comprar algún material escolar.
En el exterior se encuentran las instalaciones deportivas para las clases de educación física: pabellón (donde jugamos al fútbol, al voleibol, etc.) y un gimnasio. Hay también campos deportivos abiertos para el atletismo, baloncesto, fútbol, etc.
En mi escuela hay muchas actividades para los alumnos después de las clases como es el caso del clube de astronomía o de teatro. Yo formo parte de este clube. Este año vamos a ir al norte del país a nuestra escuela.
Hay también un concurso que a los alumnos nos gusta mucho que se llama “Pinheiríadas”. Son tres días de fiesta en que los alumnos forman grupos y hacen muchas pruebas todo el día. En cada prueba, algunas preparados por los alumnos semanas antes para que nada salga mal, son atribuidos puntos y el equipo que obtenga más pontos gana el concurso.
Pero todo esto no sería posible sin el trabajo de los profesores. La dirección de la escuela es presidida por el profesor Bacalhau (“Bacalao).
En total tengo siete asignaturas: Español, tres veces por semana; Inglés, dos veces por semana; Educación física, dos veces por semana; Literatura Portuguesa, tres veces por semana; Latín, tres veces por semana; Portugués, dos veces por semana y, por fin, Filosofía, dos veces por semana.
A mi me gusta mucho el horario que tengo, pues no tengo que levantarme muy pronto todos los días. Solo los lunes y los martes, que me levanto sobre las siete. Las clases empiezan a las ocho y media y terminan a las cinco menos cuarto. Pero los miércoles, los jueves y los viernes me levanto sobre las nueve pues las clases solo empiezan a las diez y veinte. La hora de comes es siempre la misma: la una y media.
En el futuro me gustaría mucho hacer el curso de educadora infantil. Pero ya sé que no puedo hacer el curso en Faro. Es que en Faro tengo que hacer exámenes de clases que no tengo. Voy a hacer el curso en Évora o Beja (en Alentejo, al norte de Faro).
A mi me ha gustado mucho este intercambio. Espero que pase lo mismo con vosotras.
Un beso.
Mariline Lores.